A veces me olvido

Conectarse energéticamente con una montaña tan poderosa como es Montserrat, conlleva ya, desde el instante en que surge el impulso de unirse al grupo, un despliegue energético en cada una de las personas que decidimos participar de este evento. Durante esta semana nos hemos vivido la confusión, las resistencias, el desorden, el “sálvese quien pueda”, la caída de nuestras máscaras, la impaciencia, la importancia personal, los juicios de valor, la desconfianza… Memorias que nos habitan y se han ido entrecruzando con las ganas de colaborar, el apoyo incondicional, la buena voluntad, el corazón que cada cual ha puesto en el intento. Mas lo que importa de este proceso es que finalmente cumplimos con nuestro propósito de compartir en armonía, de aprender de los demás, de recibir la fuerza de la Madre Tierra, de sentir la magia del corazón… Sí, al final la Montaña nos acogió en su regazo para darnos la oportunidad de vibrar más cerca de nuestro centro, siendo ahí, en ese centro de intimidad, donde todos pudimos sentirnos más cercanos.
Regreso a casa con ese regalo en el corazón que ahora he de sostener e integrar en la dinámica de cada día. He de estar atenta y ser impecable pues puede suceder que de nuevo caiga en el «pero» del Gran Olvido: Soy Amor «pero mis relaciones no son amables»… Soy Sanación «pero mis pensamientos contaminan el aire que todos respiramos»… Soy Fuerza «pero sigo dispersando mis energías»… Soy Claridad «pero confundo al universo con mis contradicciones»… Soy Paz «pero no resuelvo cada conflicto en armonía» …
Tal vez, algún día, el destino me conduzca a un lugar, una vibración, un convivir donde ya no tenga que integrar nada, puesto que no habrá sombra que ocupe el espacio que soy. Y, sin embargo, por muy paradójico que parezca, no tengo dudas de que cada momento mágico, cada sentir amoroso, cada compartir armónico, ya está aquí, en este AHORA donde elijo alzarme en la unidad o caerme en la separación… No tengo dudas, pero a veces me olvido…

Encuentro en la Montaña de Montserrat – Barcelona

¡¡¡Gracias, amig@s, por ponerle las ganas y el corazón a ese compartir tan bonito!!!

Share Button

Publicado por

Angela Castillo

Aprendiza de Poeta Maga

8 comentarios sobre “A veces me olvido”

  1. Qué encuentro más precioso, Ángela….!
    Espero poder asistir al próximo!
    Buenas vibraciones y muuuuuucha energía por tu tierra, que es la mía.
    Un besito!! A*

  2. Grácias por tus palabras Angela,

    Tienes razón, nos hemos reflejado en espejos que a veces nos hacen dudar de nuestra orientación. Lo importante es que esa montaña se ha quedado con mucha energia negativa que no nos servia y nos bloqueaba y ahora más que nunca me siento más conmigo misma. Es muy complicado de explicar…

    Grácias por tu sinceridad y tus palabras, me han llegado más que nunca y han descrito mucho todo lo que me ronda por la cabeza.

    Un gran beso

  3. Gracias a ti Angela por compartir tu sabiduría y tus cantos.
    ¡Que te vaya maravillosamente por tu tierra!

    Un enooooooorme abrazo,

    Asun

  4. angela primero un abrazo, luego agradecerte a ti lo que haces, tu eres un dulce corazon. nunca conoci a una persona tan angelical como tu, despues de una sonrisa de un niño trasmites una paz.. yo no se que me impulso a ir a montserrat, pero para mi la casualidad no existe, como dije a mis compañeros de la reunion, siento ganas de aprender y ayudar a los demas, y sobre todo ayudarme a mi misma sabiendo perdonar. recibe un fuerte abrazo y hasta muy pronto querida amiga.

  5. Muchas gracias Angela, por tus palabras y tu amor hacia nosotros, nuestra montaña sagrada…
    un beso y un abrazo

  6. Gracias Angela por ofrecernos este domingo tan ecepcional y maravilloso, la verdad hoy ha sido un lunes muy fluido y agradeciendo en cada momento.
    Un beso y gracias por todo!!!!!!!!!!

Los comentarios están cerrados.