Amanece

Hacer lo posible en cada paso para que el Camino nos regale lo imposible… Así es como se ha ido manifestando la Confianza en este recorrido de Encuentros que escribieron otras páginas en el aire. Y así, en este ciclo iniciado con la primavera, fui experimentando cada uno de los capítulos que constituyen Los Ojos de la Casa-AitanaNoche. El hilo mágico de las palabras y la magia de las relaciones han bordado realidades en el tejido vital. El Círculo como Unidad de Conciencia ya no es un desarrollo de concepciones abstractas, sino un cúmulo de momentos vividos, compartidos junto a gentes maravillosas en cuyos corazones resonó el latido del Centro. Finalmente los extremos se unieron en su trayectoria, y lo mágico del asunto es que sucedió en Casa Aitana, donde pude comprobar que el final del libro, narrado con la sustancia de los sueños, es una realidad concreta que escribe sus signos (con constancia, compromiso y mucho amor) en esa página vital que cada nuevo día despliega ante sus habitantes…

Los Ojos de la Noche – Extracto del Capítulo 13 – Amanece
… Quédate un rato en este sentir tan dulce y observa cómo el hilo mágico se va transformado en una vereda muy estrechita por donde se desliza tu mirada en equilibrio. El soplo de la brisa volandera te conduce a una casa. ¡Sí! Las golondrinas están haciendo sus nidos en el tejado. Te detienes un instante a la sombra de la noguera y sientes el placer sereno del agua que se desliza por los surcos, humedece, empapa, riega y transforma la superficie de la tierra. Oyes el murmullo de cantos, de faena, de cada cual en lo suyo. Pero no parece el trabajo un sacrificio o un esfuerzo, sino más bien un despliegue de energía que se expresa en acción y movimiento. Es algo así como que se ama la actividad creativa. Y se ama la armonía. El jardín está hermoso, los rosales toman los rayos del sol, exponen la intensidad de sus colores y sueltan las fragancias deliciosas. En el huerto abundan las cosechas. Allá en la cocina se amasa el pan y huele a ricas comidas. Sobre la mesa hay un jarrón con girasoles que te hacen un guiño….

en Casa Aitana // Argamasilla De Calatrava // ciudad real

¡¡¡ Gracias, amig@s, por mostrarme que la Casa de las Golondrinas ya existe al otro lado de mis sueños!!! 

Share Button

Publicado por

Angela Castillo

Aprendiza de Poetisa Maga