Autoengaños

La vida no se construye en la base de ésta u otra formación, de éste u otro oficio, de esta geografía o aquel camino. Se decide más bien en el soporte de la persona que decido ser, en mi corazón, frente a mí misma. Por eso el grado de sinceridad conmigo, y en mí, es crucial, importantísimo; por una razón sencilla, porque toda persona que acepta engañarse a sí misma, acepta también con igual o mayor medida engañar y ser engañada por los demás.

La verdad no convive con el autoengaño, ni camina junto a los cuentos que cuento y acepto de los demás, sencillamente porque una vida real va dentro de un camino de Claridad. Por el contrario, el autoengaño es una geografía difusa, una visión de corto o pequeño recorrido. Algo así como si mis quejas, evasivas, justificaciones, fuesen vereditas que me entretienen en lo otro, abriéndome paso, a tientas, hacia esa quimera que me hace pretender de todos menos de mí misma…

Share Button

Publicado por

Angela Castillo

Aprendiza de Poeta Maga