Confianza

…Ahora ya puedes entregarle tus miedos a la araña para que ella los devore, para que tu visión pueda avanzar un paso más en las zonas oscuras del olvido. A veces unos segundos de vértigo te sacan del instante, de la pura confianza en lo imprevisible. La memoria del miedo siempre está al acecho con lo cual nunca se sienten tus pasos seguros en la red. Afianzas un pie sobre el hilo perceptible a la vez que alzas el otro hacia lo indefinido. No dudes, cielo, que el amor siempre sostiene tu corazón. Puedes exhalar el aliento contenido y acoger un nuevo impulso que conlleva un nuevo paso y un nuevo abismo por debajo de cada intento. Hasta que finalmente caminas erguida y sin miedo.
Sólo la luz del amor puede alumbrar donde no se ve nada. Así, en la medida en que crece tu recorrido, los rincones sombríos se van aclarando. El día refleja la belleza que has ido despertando a cada paso que has dado con amor. Porque muchas conexiones han sido encendidas también en cada pisada. Y tú no te paras a contemplarlas, porque ahora tu impulso es seguir caminando, seguir avanzando en esta red invisible que te sostiene. Caminas despacio haciendo malabarismos por un espacio que te pide constante confianza, pues creas el asiento para tu pisada en el mismo impulso de dar el paso. Porque nada está hecho aquí, y todo está trazado, pero es tu intento el que despierta un agujero negro o desvela un hilo dorado donde apoyas tu pie…  Extracto de Los Ojos de la Noche –  Capítulo: La Cueva de los Miedos

en CENTRO ARTEMISA // Girona

¡¡¡Gracias, amig@s, por confiar, compartir, acoger, inspirar…!!!

Share Button

Publicado por

Angela

Aprendiza de Poetisa Maga