Escuchar… escuchar…

De nuevo la brújula indica el norte. Atrás queda la luz de la Costa del Sol, intensificada por el espejo de las aguas. ¡Cuánta luz transpira el mar en el vaivén de sus olas! Dan ganas de bajarse del mundo y sus noticiarios, de apagar el teléfono y ponerse una caracola al oído y escuchar, escuchar, escuchar lo que cuentan las criaturas oceánicas…

En Herboristería Menta / San Pedro Alcántara / Málaga

¡¡Gracias, amigas, por esa receptividad que inspiró a escribir una página más !!

Share Button

Publicado por

Angela

Aprendiza de Poetisa Maga