Contrastes

¿Perderse en la vorágine de acontecimientos externos o encontrarse en el silencio del mundo acallado, en la soledad de quien bucea en sus profundidades? Dos formas contrapuestas de trazarle a la vida la particular expresión, y ambas incompletas mientras se anulen entre sí…

Trato de unir los opuestos, y a veces los veo abrazarse en cada intento de cerrar un círculo, de completar un recorrido de reconciliación: la circunstancia externa me viste a su imagen y semejanza, mientras que el llamado interno me reclama en el mismo desgarro de los ropajes adquiridos.

La superación es un viaje hacia las raíces, que son las mismas para todos y en todos los tiempos. Sólo desde la conexión con la madre nutricia se puede crecer hacia lo alto, expandirse, recuperando la savia perdida para no ser rama muerta en el Árbol de la Vida. Y ahí, en ese punto de conexión, encuentro la más profunda y elevada expresión, una sencilla sencillez en la vorágine de contrastes que ofrece el día …

 GIRASOLES AL AMANECER En el Centro de EDUCACIÓN PERMANENTE de Santa Fe – Granada

¡¡¡Gracias al Centro de Educación Permanente «Elena Martin Vivaldi» y a los santaferin@s que dejaron una nueva huella en el recorrido de los girasoles!!!

Cruce de miradas

Doy gracias por tantos encuentros entrañables que se dan en la comunicación, a veces verbal, a veces en un cruce de miradas que florecen en sonrisas al encontrarse… Y es que sucede que a veces nos paramos a buscarnos y otras nos despedimos en la fugacidad del segundo que nos permite reconocernos. Y no hay más fotos que exponer, ni más aplausos que solicitar, ni más que decir, porque dos silencios se han hablado y dos miradas se han visto…

Girasoles al amanecer en Purchil – Granada

¡¡¡Gracias, Purchil, por ese encuentro que le dio voz a los girasoles y a otras flores de vuestro jardín!!!

El intento de aprender

El mensaje de Girasoles al amanecer no trata de idealizar ninguna forma de vida en particular; más bien es un intento de aprender de todas las formas en las que la vida se manifiesta. Si tuviera que sintetizar en una sola frase las páginas de este libro, diría algo así como: “Toma tu vida, tus relaciones, tus circunstancias personales así como se te vayan manifestando y descúbrete en todo cuanto te rodea”  El escenario cambia, y también los personajes, en el mismo instante en nos damos cuenta de que las cosas no suceden afuera de nosotros, que para cambiar una situación hemos de aprender a mirarla de manera diferente. Es la mirada que se hace visión. Y cuando uno ve, ya no puede eludir su responsabilidad para con su vida, su entorno y sus relaciones…

GIRASOLES AL AMANECER en la BIBLIOTECA PROVINCIAL de Granada

¡¡¡ Mi agradecimiento a la Biblioteca Provincial de Granada por esa nueva oportunidad de presentar mi obra!!

Aprender

Se podría decir que sólo el niño aprende. El adulto va acumulando información, curriculums, propiedades, rutinas, recuerdos, desencantos… y reacciona ante la vida en base a ese cúmulo de pertenencias materiales y psíquicas con las que se ha identificado a lo largo de su trayectoria vital… Para el niño, sin embargo, el mundo que se abre ante sus ojos es un milagro, quizá porque aún no lo captura con la comprensión. Mientras dura la infancia, el niño está viviendo, de manera continuada, su personal e instantáneo aprendizaje. Él juega, está abierto al ritmo de la vida, a su latido. Juega porque él es parte del juego, aún no se dio en él la separación entre el sujeto y el objeto. Las cosas para un niño carecen de función. Sencillamente son. Después viene la educación y entonces ya no quiere jugar, quiere tener, competir, acumular. Y viene luego esa condición de adulto que lleva consigo la adulteración de lo que se debió ser, o mejor dicho, de lo que nunca se debió dejar de hacer: APRENDER…

Girasoles al amanecer en Jun / Granada

¡¡¡ Gracias, Jun, por dejarle un espacio a los girasoles entre tanto arte y tantos colores!!!

El misterio

Progresar -¿hacia qué fin?- o regresar -¿a qué inicio?-.

El río nace de una fuente y su curso le conduce a fundirse con el océano donde finalmente desaparece como río. Hay culturas, maneras de vivir, que en su recorrido se han cristalizado en tanta diversidad de formas que ya no recuerdan su esencia originaria; y hay otras corrientes cuyas aguas están más cercanas a la fluidez cristalina del origen, pero si quisieran parar el flujo, detenerse ahí, también acabarían corrompidas por el estancamiento. El impulso originario de la vida es un gran misterio, pero no se halla en el pasado o el futuro, sino aquí y ahora.

Volvemos a lo que dejamos por caminos diferentes -el agua del océano se evapora y vuelve a manar de la fuente-. Pero lo que importa es la experiencia vital que imprime relieve, singularidad, expresión al misterio de la vida. Y es que una vida sin misterio es una pobre vida. Porque necesitamos la complejidad, las selvas, las montañas, los paisajes variados, el espectáculo sublime. Porque hay algo en el ser humano que conecta con el misterio, que vibra en el misterio, que se identifica con el misterio. Nosotros mismos somos ese misterio. El error de los siglos ilustrados ha sido identificar al hombre con la razón. Como si en el planeta sólo existieran ciudades urbanizadas. Pero no todo es razón. La razón es una islita en un vasto océano de misterio.

GIRASOLES AL AMANECER en CÚLLAR VEGA

¡¡¡Gracias, amig@s, por esos interrogantes abiertos que, en sí mismos, ya eran una respuesta!!!