Un simple giro en la mirada

Lo que sostiene mi discurso es el latido consciente de un corazón que antaño palpitaba insensible y adormecido en una existencia tan corriente como la que puedan tener millones de personas. Hubo un antes, y hubo un simple giro en la mirada que generó un después. Pero no debe sonar esto a simpleza, a fácil, ya que lo simple es lo más complicado para una mente curtida en los laberintos del pensamiento. Nada tiene que ver este giro con mirar hacia otra parte… Esquivo un rostro detrás del espejo. Rechazo lo que me ha tocado vivir. Justifico una falta. Mitigo un dolor con sedantes. Perpetúo el recuerdo en mis ojos. Sueño el mañana con las carencias del ayer. Culpo a mi pareja, o a mi jefe, o al gobierno, o al mundo, de mis propias contradicciones…
Mirar hacia otra parte es un autoengaño, y es también lo primero que descubre la mirada que se ha girado hacia el autodescubrimiento… Empieza entonces un proceso en el que, poco a poco, a fuerza de aceptar y transformar el error, de entenderlo, la mirada aprende a leer por debajo de lo escrito. Llega la comprensión, la lectura de mí misma en el mundo que me rodea. O, viceversa, el mundo se me manifiesta desde dónde y cómo lo miro.
Finalmente, cuando se disuelve la separación entre el mundo y yo, la mirada se hace visión. ¿Hacia dónde mirar si no hay fuera ni dentro? La percepción es ahora directa, escapa a las interpretaciones mentales que casi siempre distorsionan la lucidez de un mensaje claro y contundente. Ver, Entender y Conocer se dan al mismo tiempo, como una luz que se enciende en el centro, en un parpadeo consciente, y que a su vez atraviesa todos los niveles del ser…

Con ASOCIACIÓN AMOR UNIVERSAL de Lleida

¡¡¡Gracias, amig@s, por vuestra acogida cálida, sincera y afectuosa!!!

Todo se andará

Vemos señales claras y diáfanas, en el espacio y tiempo que nos ha tocado vivir, de un despertar de la Consciencia. Es sin duda un despertar gradual y lento, todavía circunscrito a grupos minoritarios sin influencia social alguna, pero este progresivo desperezamiento es un signo esperanzador indicándonos que tras las penumbras que nos atenazan desde hace tiempo asoman ya los primeros rayos de un nuevo amanecer… Todo se andará.

Por lo pronto, comprobamos -y esto es sólo un comienzo- que hay grupos de personas, que estando de vuelta del materialismo, del consumismo, del estrés, de la vida artificial y artificiosa en definitiva, quieren cambiar la energía propia y de su entorno, integrando e integrándose en un ambiente natural y sano, transformando poco a poco el pensamiento compulsivo que ha caracterizado sus vidas por un pensamiento consciente que dará sus frutos en una convivencia más plena y amónica… En esa dirección caminamos…

En las Jornadas organizadas por la Asociación de Consumo Etico «La Talega» – Alcalá de Guadaira – Sevilla

¡¡¡Gracias amig@s de la Talega, por mostrar con vuestra unión y manera de hacer, que es posible oír un nuevo canto!!!

Ecoaldeas

Ahora sí que puedo asegurar, por si alguien lo pregunta, que vivir la magia del corazón no es un cuento para niños ni una utopía para ilusos, sino una realidad que tiene nombre de cortijo y entorno de oasis verdeando entre paisajes baldíos. Y lo mismo atestiguarán, por si a alguien le queda duda, un centenar de gentes de distintas geografías que han compartido su Arte, su Conocimiento, su Medicina, conviviendo en perfecta armonía…

Al amanecer, entre huertos ecológicos, árboles frutales y olivos, han visto también los girasoles cómo  el sol se levanta sobre el horizonte, girándose sobre el regalo de un nuevo día donde aprender de quienes ya desaprendieron, donde convivir rezuma vida en la expresión de tanta creatividad, de tantos talentos…

Las manos se unen en un gigantesco círculo –la derecha entrega, la izquierda recibe– y los pies descalzos sobre la hierba hacen contacto con la Madre Tierra,  sintiendo todos el mismo ritmo, un único latido…. La caracola saluda a las cuatro direcciones y el soplido del viento responde con reverencia dispersando las bendiciones del cielo… La madreselva exhala su perfume en las cuerdas de la guitarra mientras el oráculo canta con voz melodiosa el mensaje que resuena en el más íntimo anhelo…

La comida sabe rica incluso antes de probarla por la sonrisa que al servirla puso la buena Voluntad del voluntariado… Escribimos nuestros sueños -«que un mundo mejor sea posible»- en cientos de telas que después se convierten en la gran bandera que el viento ondea como si pretendiese esparcirlos por todo el planeta…

Las noches huelen a música y a humo que expande el fuego encendido en la era, a conversaciones que se renuevan, a un querer saber más de éste o de aquélla: “¿de dónde vienes, adónde vas? Venía de allá buscando un lugarcito en el mundo”…  En el cielo estrellado, «algo» –nadie sabe qué– estalla -¿de gozo?-  generando una enorme aureola que nos guiña su ojo verdoso desde la cúpula celeste…  Y un nuevo amanecer nos despierta del sueño inconsciente, y vivimos un día más dentro de la magia de esos sueños  que se empeñan con todo el corazón en no adormecerse de nuevo…

GIRASOLES AL AMANECER en el XIII Encuentro Ibérico de Ecoaldeas en el CORTIJO LOS BAÑOS

¡¡¡Gracias, gracias, gracias, por tantos regalos compartidos en hermandad!!!

El dolor que despierta

Se podría decir que casi siempre es el dolor el que nos despierta. El grito desgarrador siempre abre una grieta en nuestros límites, una apertura mostrándonos que en nuestra casa no había ventanas; entonces descubrimos cómo se nos ha pasado la vida mirando el mismo paisaje de formas y apariencias que se despliegan sistemáticamente ante los tabiques de nuestra percepción. Entonces, como decía el poeta, abrimos un gran boquete en la pared y nos escapamos a buscar la luz, desnudos, locos y mudos, sin discurso ni canción…
… Abrir los ojos a la vida. Esa apertura que os propongo en este discurso y que se desarrolla con más detalles en mi segunda obra, Girasoles al amanecer, se parece mucho a esa inocencia con la que el niño mira el mundo a cada momento; como el que ve por primera vez . . .
GIRASOLES AL AMANECER en ALMEDINILLA – Córdoba

¡¡¡Gracias, Almedinilla, por abrir vuestros corazones y permitir que asomara el mío!!!

Semillas de un Sueño

Autora: Angela Castillo // Género: Narrativa

Sinopsis: Los protagonistas de esta historia hacen un recorrido por el paraíso de la ilusión, en el Camino de Santiago, para desembocar en las tinieblas del desamor, cuando interfieren las desavenencias de sus circunstancias externas…

Semillas de un sueño que sutiles manos sueltan al azar, agarrándose a suelos áridos. Diminutos brotes de una flor que asoman tímidos al corazón y son aplastados por la realidad…

“¿Y qué es el amor, ese cielo que la saeta de Cupido nos deposita en el corazón o ese infiernos en el que agonizamos cuando la flecha está envenenada por el miedo…?”

* * *

semillas de un sueñoSemillas de un Sueño es una historia de amor y desamor, un intento de expresar y entender la escala emocional inherente a toda relación amorosa. Al escribir esta obra trascendí muchos planteamientos erróneos sobre mi visión del amor: el miedo a fundirse en el otro, la falta de compromiso, las expectativas, la rutina, la soledad, el sentimiento de abandono… Trabajar en esta obra supuso un cambio de dirección en mi búsqueda, un desviar la mirada hacia dentro; o, parafraseando una de sus páginas, se podría decir que lo viví como un dejarse caer hasta el fondo, sin oponer resistencia alguna. Y allí donde se pierden las largas extremidades de la dualidad, donde no existe lo profundo o lo elevado, lo bueno o malo, lo masculino o femenino, me encontré con lo que hay, o sea, nada. Nada que perder. Nada a lo que aferrarse, todo es un juego en el que la nada se distrae soñando el universo de las cosas…
En las páginas de Semillas de un sueño hay más ingenuidad que experiencia, más sinceridad que habilidad, más desnudez que documentación y más corazón que técnica. Sin embargo, esta obra fue un solo paso, quizá más importante por ser el primero, pero un solo paso no hace un camino…

Si deseas regalar o regalarte este libro en formato impreso, contacta con:   lamagiadelasrelaciones@gmail.com

También está disponible en formato digital en:  Bubok  y Amazon