Un canto y un latido

Una Voz quiere convertirse en Palabra y decir lo que Sabe, pero los guardianes de la sapiencia la tienen aprisionada entre el pecho y la garganta. Acaso sea porque llega este Verbo con una afirmación rotunda que anula sin cautela todo aquello que yo sabía: Nada Sabes de lo que crees saber.
A veces también sucede que el discurso coherente se rebela imponiédose, pero no llega sino hasta donde la experiencia llega. No logra estirarse más allá de sus límites si no hay emoción ni fuego que lo sostengan. Se rompe así, en el mismo momento de pronunciarlas, la cohesión interna de las ideas, cual si fueran frágiles bocanadas de humo que se deshace al salir de la chimenea. Entonces llevo las frases de regreso a la piel del tambor, al canto, a la hondura del pecho, para que mis palabras beban de la fuente del sentimiento. No pasa nada si antes de alzarse al vuelo enmudecieran unos segundos en el latido primero ya que un renacido impulso las hace siempre danzar de nuevo.
¡Palabra que en tus altos vuelos te enamoras de un canto y un latido! ¡Ven! quédate un rato en la solidez de mis ramas. Haz tu nido de esperanza entre tantas ideas que se balancean al son de los vientos, para que un día cercano canten de dicha tus sílabas, para que tu música colme el vacío de tantas frases que quedaron secas y sin fruto.

Con la Asociación Las Mercedes // Alcalá la Real // Jaén

¡¡¡Gracias, amigas, por esta segunda oportunidad de compartir un rato con vosotras!!!

Share Button

Publicado por

Angela Castillo

Aprendiza de Poeta Maga