CONTENIDOS DEL BLOG

Entrega

Siente amor en el instante de cada entrega,
porque lo que das sin amor, te lo robas
y lo que entregas con amor, te lo das…
Acepta que no sabes qué números nacen
por detrás de tu contabilidad.
Esa aceptación enciende una lámpara en la oscuridad.
Y cuanto más claro ves, menos peleas con las sombras,
con más nitidez puedes darte a lo que amas…

Share Button

Renovación

Solamente puede volver a llenarse
aquello que ha sido primeramente vaciado.
Para vivir cada segunda oportunidad,
nueva, única, no repetida,
también hay que derramarse de la propia historia personal.
Solamente en el vacío oculto
reverdece la esperanza que, transparente y silenciosa,
reclama el amanecer de una vida con Agua y Sed renovadas…

Share Button

Hasta Siempre, Domingo

Esta despedida ha sido un acompañamiento, tan sagrado y poderoso, que no podía suceder como tal si, en mí misma, no hubiera experimentado una muerte y un renacer a otra dimensión del Ser y Estar…

Gran compañero, confidente, amigo…
Mi gran maestro, mi Gran Amor…
Tu canto silbará por siempre en mi corazón…
¡Hasta siempre, Domingo!

Share Button

No hay más que ahora

No hay más que lo que este ahora tiene para entregarme.
En la manera en que acojo este momento,
así estoy entregándome a la totalidad del Gran Instante.
Parece, sin embargo, que siempre falta algo en el todo de un momento,
de cada instante colmado de una plenitud que duele
porque quiero saciarme de totalidad sin perder, sin entregarme.

No hay más que lo que este ahora me entrega.
Todo cuanto busco y anhelo está en otra parte, en otro instante.
Lo puedo asumir como una reproducción de ausencias
o lo puedo vivir como una comunión con la Presencia.
Y, después de tantos momentos de ausencia, de carencia,
elijo el instante en Presencia, en entrega.
Éste es mi presente de amor.
Así es la Presencia que mira por mis ojos
y los cierra a todo lo demás, para yo que te sienta.

Share Button

Entre párrafos y realidades

Para empezar ……………………………………
Ya entiendo, para empezar puedo permitir los puntos suspensivos en mis conclusiones vitales, los mismos que suspenden una frase concediendo la libre interpretación o definición o veracidad de su desenlace.

Y ¿para continuar?

Ya entiendo, para continuar acepto el espacio detenido, suspendido entre un párrafo y una realidad (la demora, el impedimento, la pausa, la dificultad…) y, llegado a mí el momento propicio, empiezo de nuevo por el final…

Share Button