Girasoles al Amanecer

Autora: Angela Castillo Olmo
Género: Narrativa
Idioma:  Español
Páginas:  230
Encuadernación: Tapa blanda
Tinta interior:  Blanco y negro
Dimensiones:  14.8 X 21.0

La historia desplegada en estas páginas se desarrolla en una Comunidad del Valle Sagrado de Perú. Sus protagonistas son Buscadores de diferentes países que unen sus vidas para crecer juntos, acogiendo las costumbres y el conocimiento de una cultura ancestral. Aunque el escenario y los personajes descritos propicien la narrativa sobre los misterios de una Tradición milenaria, el desarrollo de la obra profundiza más en las relaciones a todos los niveles: con la naturaleza, con los elementos, con el trabajo, con el mundo invisible, con los compañeros de viaje; en definitiva, con uno mismo. Es la historia de una comunidad de Hombres y Mujeres Medicina que eligen el camino de la sanación, mostrando con sus vidas cómo enfrentar la existencia de una forma más sencilla, honesta y fuerte…

“Girasoles decaídos tras una larga noche de sombras oscuras, que despertaron una mañana abriendo sus pétalos a la luz del amanecer, elevaron sus corazones hacia el cielo y no necesitaron más motivo, para colmar el nuevo día, que girar en dirección al sol…”

separadoresss

Si quieres regalar o regalarte este libro en formato impreso, contacta con: 

lamagiadelasrelaciones@gmail.com

También están disponibles en formato digital en:
BUBOK >>>   y   AMAZON >>>

separadoresss

separadoresss

Somos flechas lanzadas por la vida, en cada elección marcamos nuestra proyección, nuestro destino, todas las elecciones que hice convergieron en este lugar, en este camino…

Y es cierto que elecciones muy importantes hube de hacer antes de viajar a Perú. Cualquiera podría pensar que cruzar el océano, hoy en día, no tiene nada de extraordinario: muchas personas pueden aprovechar el mes de vacaciones en conocer otros países, más o menos exóticos. En mi caso, sin embargo, fue una cuestión de conseguir más tiempo del que se requiere para hacer turismo. Desde siempre, más que la figura del turista, me interesó la del peregrino, o viajero que se busca a sí mismo en otras culturas o formas de entender la vida. Hay viajes y viajes, pero los más auténticos, pienso yo, son aquellos que nos devuelven a casa como seres diferentes y más acordes con nuestra verdadera naturaleza.

… Sin embargo, lo más extraordinario de esta experiencia es que podría haber sucedido, y puede suceder, en cualquier lugar del mundo. Lo más sorprendente es que las voces que suenan en estas páginas podrían ser, en esencia, las de cualquier persona que se baja un rato del mundo con el propósito de descubrir quién vive bajo los ropajes diseñados por su tradición, cultura o circunstancias vitales…

¡¡¡ Ojalá este viaje de autodescubrimiento resuene en tu propia búsqueda!!!

Share Button

43 comentarios sobre “Girasoles al Amanecer”

  1. Hola Angela! Decirte k acabo de terminar “Girasoles al amanecer” y que lo siento como un libro que emana una gran sabiduría, inconmensurable y eterna… Gracias por ofrecerlo al mundo…

  2. Hola Ángela, estoy terminando de leer EL AMANECER DE LOS GIRASOLES, lo encuentro de una ligereza y a la vez de una gran profundidad. Hacia tiempo que no disfrutaba tanto de un libro. Lo importante de este libro para mi es que me esta ayudando a integrar y a entender. Gracias.

  3. Hola, creadora de sentires, transcriptora del alma… estas palabras pesan demasiado para describir la sutileza del poder de los girasoles. Nos acompañaron a mi madre y a mí en un viaje que hemos hecho hace poquito a la República Dominicana. Primero a ella, luego a mí… Nos acariciaron como el sol de media tarde, rodeándonos de un color especial y de un calor profundo y armonioso.
    Ya de por sí, hacer un viaje, invita a abrir el cofre de la conciencia; y si además lo acompañas de una música para el espíritu, cada nueva experiencia, cada nuevo concepto, sabe exactamente, dónde colocarse dentro de ese arcón, que también parece haber, repentinamente, aumentado de tamaño. Tus letras fueron esa melodía… ¡GRACIAS!

  4. Acabo de leer Girasoles al amanecer. Qué puedo comentar, las palabras aquí son como los balbuceos de un niño aprendiendo a hablar. ¡Qué lejos quedan del sentido, luz y calor que emanan de este libro! El Espíritu se despliega por sus páginas, habla por la boca de las personas que viven en ellas.

    Quien ande harto de simulacros, falsedades e hipocresías que lea Girasoles al amanecer. En él la verdad sopla como un viento amable unas veces, áspero otras, pero siempre auténtico. Y nos devuelve al puro ser que ya somos y no advertimos por el ruido de fondo: nuestros pensamientos, expectativas, frustraciones…

    Todo es necesario, todo tiene su lugar en el guiso de la vida. Unos ingredientes nos gustan más, otros menos, pero debemos apurar la escudilla que nos tocó en suerte. Sin huir de nuestro cometido que es vivir hasta las últimas consecuencias pero no a pesar de los demás sino con los demás.

    ¡Ojalá nunca se me olvide que puedo ver la magia perfilándose, el espíritu manifestándose en infinitas formas! ¡Ojalá mis ojos sigan penetrando más allá de lo aparente hasta que mi mirada se confunda con el alma del mundo!”. Así termina el libro aunque, en verdad, es un comienzo. Nada más que decir.

  5. Me ha encantado el libro” Girasoles al amanecer” y hasta me he identificado en tantas cosas.Las oraciones del final,preciosas. Has de saber,que he subrallado bastantes páginas,son comentarios que no se puedes dejar pasar.Se nota tambien en él,tu corazon de poeta.Un abrazo y mi enhorabuena.

  6. ¡¡Muchas felicidades por tu libro Angela!! Estoy saboreándolo en una segunda lectura. Para mi es de aquellos pocos libros en los que siempre encuentras algo que ver, algo que descubrir; una presencia que acaricia sustratos profundos compartidos. Una frase (ahora) destacaría, la genial Lupita… “si eres capaz de bordar la espera, mamita, nunca te verás atosigada por la impaciencia!” Cuanta ansiedad podría alquimizarse en disfrute inspirados en estas palabras.

  7. Me está encantando el libro! gracias nuevamente y para rematar se me olvidó pedirte que me lo dedicaras….bueno tal vez es por que nos tenemos que volver a encontrar…un besazo

  8. Hola Ángela,
    He leído el libro, me ha parecido la expresión de una experiencia muy,
    muy enrriquecedora. Me alegro mucho de que personas sensibles como tú
    tengan acceso y sean capaces de decidir y afrontar tales vivencias.
    También pienso que conocerse a uno mismo es mas importante que conocer
    a los demás, aunque en la sociedad materialista que vivimos es mas
    productivo conocer a los otros.
    Pienso que la experiencia que has tenido, además de beneficiarte a tí,
    vierte un beneficio hacia el Universo, no sólo porque formas parte de
    él, también porque la energía que mueves a tu alrededor es armoniosa
    con el entorno. De esta armonía he formado parte al conocerte y al
    leer los girasoles, y por ésto doy las gracias.
    Atentamente.
    Ángeles.

  9. Querida Angela. Acabo de leer tu libro. Es un bello relato, me gusta como exploras, describes y viajas por el territorio emocional. Me ha cautivado el lenguaje de lo emocional que despliegas, éste del que carecemos como sociedad, pero que estamos aprendiendo entre todos. Un fuerte abrazo

  10. gracias angela por los girasoles, lo estoy leyendo y no se todavia como voy a devolverte el regalazo que me has hecho… de seguro que el universo te compensara con creces. Gracias.

  11. Me regalaron hace tres días un viaje envuelto en papel de regalo, con portada dorada y dedicatoria. Me aventuré a recorrer sus líneas y regreso con la última página a mi realidad cotidiana. He levantado la cabeza esta mañana como un girasol, buscando la luminosidad de este nuevo día.
    ¡Gracias por esa mirada, Ángela!

  12. Hola, preciosa Angela! hoy no queria dejar pasar el momento de escribirte, aunque sé que es muy posible que no leas mi comentario hasta tu vuelta… he empezado a leer girasoles al amanecer por segunda vez, ya que en la primera no he podido beberme toda la medicina que en si mismo es, y no he podido porque las imagenes de lo cotidiano me distraen mucho todavia. En esta segunda toma… saboreo cada una de los ingredientes, y huelo el aroma de las flores del floripondio y me quedo agarrada a la silla, esperando que mis piernas se fortalezcan para seguir aprendiendo a andar. El brevaje me hace un efecto maravilloso… revelador, curativo, y no exajero al explicarte todo esto, solo que tambien me es muy inspirador y me nacen palabras que estaban dormidas, palabras que amanecen… sentimientos dormidos que se despiertan y se desperezan estirandose, flexibilizandose…
    Tu libro, es MEDICINA. Te felicito por ser emisora de tanta sabiduria, de tanta sanacion, detonante de tantos amaneceres del corazon. Infinitas gracias a la vida que te ha puesto, en los momentos justos y en los lugares precisos, no solo por mi, tambien por todo aquel que se llena de lo quien tu eres.
    “POR QUE QUIEN ERES, DEJA HUELLA”
    Un abrazo, gracias hermana…
    MariCarmen.

  13. Hola Ángela,
    Algunas cosas han cambiado en mi vida desde que hace unos meses lei girasoles al amanecer, pero lo que importa no es que ahora viva en otra ciudad y tenga otro trabajo y otras relaciones. Lo que me importa es que me siento más auténtico, más yo mismo de lo que nunca antes había sido. Tus palabras invitan a esos cambios internos que nos acaban conduciendo a esa autenticidad.
    Un fuerte abrazo

  14. Hola buenos dias,
    He leído su libro “Girasoles al amanecer” y realmente me ha impactado. Me gustaria contactar con Ud para poder hacer algun taller si es que los realiza, o no sé, ver como puedo profundizar más en mi, sin perderme por las ramas. Yo vivo en Barcelona e ignoro dónde Vd. se ubica.
    Le agradeceré su respuesta. Muchas gracias.

  15. “Despertar es recordar que podemos elegir” (dice en la página 203 de girasoles al amanecer)
    Ángela, por esta página iba yo leyendo cuando de pronto me ha picado la curiosidad de saber más de la autora de este maravilloso libro. He mirado en tu web y veo que tus girasoles no dejan indiferente a ningun lector.
    Me siento totalmente identificada con uno de los comentarios. Leo despacito porque no quiero que se termine este viaje.
    ¡Enhorabuena por haberle dedicado tu tiempo a escribir una historia tan bella!

  16. Querida Ángela:
    Los girasoles ya están amaneciendo, lentamente, en mi particular jardín. La belleza exige paciencia y dedicación, aunque a veces nos es regalada en forma de libro, como es el caso. He disfrutado de ese viaje tan hermoso que estás compartiendo con el lector, un viaje hacia la sencillez, la cotidianeidad, la convivencia, el contínuo aprendizaje…, un viaje maravilloso hacia uno mismo.
    Te deseo muchísima suerte
    Rosa

  17. Los girasoles han sido todo un descubrimiento en este caluroso mes de agosto, en realidad, todo un viaje para alguien que no ha tenido vacaciones este año. Tus palabras llegan y conducen allá donde nunca tengo tiempo de mirar. Gracias.

  18. Ya casi acabe tu libro, Ángela, ¡que bueno!, me está ayudando mucho ese tipo de redaccion, la siento muy dentro de mi…
    Un abrazo, Esteban

  19. Hola, Ángela.
    He ido saboreando tu libro muy poco a poco y, qué casualidad, terminé de leerlo el día 31 de mayo. Me he encontrado a lo largo de las páginas con frases que reflejaban fielmente mis pensamientos. Me he sentido muy identificada con muchas de las palabras que has utilizado. Me ha encantado.
    ¿Sería posible que le pudieras enviar un ejemplar a la dirección de una persona que yo conozco?
    Un saludo.

  20. Querida Ángela,
    Me llegó tu libro sin buscarlo pero te aseguro que después de la tercera página lo busqué con ansia hasta el final. ¡Y he encontrado tantos tesoros entre tus líneas!
    Gracias por haber tocado mi corazon con tus palabras…

  21. Hola Angela,
    Te escribo después de haber acabado de leer tu libro. Realmente lo acabé hace unos quince dias – soy bastante lento leyendo – por aquello de la asimilación sin prisas – pero no habia encontrado el momento de hacértelo saber.
    Menuda aproximaciòn a la realidad de la Comunidad que nos has hecho a los que desconocíamos su existencia y a la multitud de sentimientos, proyectos , … que encerraban sus protagonistas incluyéndote a tí. La sinceridad en el planteamiento profundo tanto de ti misma como de tus “hermanos” en la búisqueda de nuevas fronteras personales, o sanación, me ha enganchado y a la vez me ha hecho ver que necesito de este tipo de literatura directa y noble para enriquecer el espíritu y la mente, para subir algunos peldañitos en la propia evolución hacia un estado de plenitud interna.
    Le recomendé a mi hija Clàudia, de 16 años, su lectura y lo ha devorado en sólo 4 dias. Le ha entusiasmado y creo que le habrà servido para evolucionar con una marcha más ràpida a la lógica de su edad. Le has aportado grandes planteamientos y comentarios muy ricos que le seràn muy ùtiles para ayudar a comprender el mundo externo e interno del que formamos parte.
    En fin, Angela, Girasoles al amanecer, lo conservaré como libro de referencia ya que su lectura siempre será una ventana abierta a la reflexion madura y honrada, a la inquietud que llevamos dentro.

  22. Ayer inicié la lectura de tus girasoles y me ha enganchado desde la primera página. Sé que las comparaciones no gustan pero, me recuerda tanto a Castaneda… y ya sabes la debilidad que siento por este buscador de la verdad…
    Gracias, Ángela, por compartir conmigo tu maravilloso aprendizaje.

  23. Queridísima Ángela.
    Cuando hace unos días abrí el buzon en el portal de mi casa me sorprendió un sobre grande y abultado. Lo unico que mi buzon acoge son sobres del banco y del telefono. ¿Qué será?, pensé mirando el remitente: ¡Angela! ¿qué me has enviado? Bueno, bueno, bueno… un libro con dos girasoles en la portada, ¡y los que vi aparecer entre sus paginas! Necesitaba esta lectura en este momento de mi vida.¡Gracísimas, amiga, por dirigir tu historia hacia el buzon de mi casa, directa a mi corazon.

  24. Hola Ángela: Ante y sobre todo muchas gracias por el libro y por su dedicatoria……Ahora mismo estoy leyendo un tratado sobre Kepler que me mantiene un tanto desorientado y a la vez bastante ilusionado; de inmediato empezaré con “Girasoles Al Amanecer”…..
    Ya te iré contando las sensaciones, emociones y demás que me vayan produciendo tu libro………Hasta entonces, un fuerte abrazo……..

  25. Hay libros para ser leídos; otros, para que te sean leídos y hay otros que te eligen como lector cuando la búsqueda se vuelve sombra y el sol ilumina el encuentro…Siento que tus Girasoles me eligieron a mí esta vez, en estas circunstancias del camino, para decirme que aún quedan muchos amaneceres por delante y que vale la pena compartirlos.
    Cuando quieras, nos tomamos unos mates tempranos y profundizamos un poco o, simplemente, nos dejamos fluir con la corriente continua del corazón que es, intuyo, la que da vida a tu escritura.
    Un abrazo simple y sereno.

  26. Hola Ángela, prometí escribirte cuando leyera los girasoles y aquí me tienes, cumpliendo con la palabra dada… Hay algo que me llamó la atención desde la primera frase de tu libro, eres igual que escribes. Bueno, en tu redaccion no se nota tanto “ese querer atrapar las palabras, o la idea así como te va llegando” que aprecié en tu presentacion. Compré tu libro porque quise llevarme un poco de tu humanidad a casa, pero nunca imaginando que acabaría “enganchada” de tus girasoles. Realmente me han hecho girar la mirada hacia mi nublado sol interno y reflexionar sobre cosas que nunca antes me había planteado. Pero lo mejor no es que ahora piense esto o aquello, sino que me ha dado por cantar, ¿qué te parece?

  27. ola angela soy de tu pueblo y vivo unas casas mas pa abajo k tu soy el niño k fue a la reunion de ermita nueva y soy angel bueno k le he sugerido a mi tutora de mi colegio k para el dia del libro lo tengan el libro de girasoles al amanecer para k lo comprem muchos niños bueno k te dejo.
    Un saludo:De angel garcia montiel

  28. Los girasoles llevan magia allá por donde pasan y hasta unen a un grupo de gente de improviso, invitando al reencuentro. Tu me dirás el por qué de esto, Ángela, porque el otro dia, cuando lo llevé a Aranjuez, pensaba en que el libro iba sólo conmigo, y al final me encontré con que el libro va con muchas personas y que hace amigos y que invita a la buena comunicación, a interpretaciones variopintas… es un vinculo que une a las gentes. Gracias a los girasoles he reencontrado a un amigo y a su novia, un amigo de mi infancia, cerca de aquí y el proposito fue un libro, fijate cómo actúan tus girasoles, de qué forma culminan su propósito de unir a la gente bajo el sol de la amistad…

  29. Yo solo puedo decir que me ha gustado muchísimo tu libro, Angela. El primero lo lei y tambien me gustó, pero estos girasoles siguen girando en mi cabeza desde hace dos dias que los acabé de leer. ¡No dejes de escribir!

  30. Querida Angela, he esperado a este dia para reiniciar la lectura de tu libro, la verdad es que llevo medio libro leido y me encanta, me está gustando mucho y me está ayudanto a reflexionar en la vida. En lo que llevo leido, la pagina 91, sobre la clave en el enfado es una de las cosas que he aprendido en estas vacaciones en ibiza y curiosamente lo mencionas tú en el libro. Angela, gracias por regalarnos unas palabras magicas, llenas de significado y poder, y sobre todo de belleza en cada una de sus expresiones, gracias por todo tu buen que hacer…

  31. Angela, por fin llega tu obra a Manresa y Barcelona !!!!
    Me bajo de mi estresado mundo un momento para decirte que:
    A traves de tus girasoles puedo descubrir cada dia más el perfil de tu esencia, de la esencia de ese momento, de este momento, de todos los momentos iluminados que con tu sabiduria has compartido conmigo.
    Leer tu libro es como conversar directamente con tu alma, es como tenerte más alla, en la intimidad de un candil de media noche que descifra tu ser en cada palabra de tu obra.
    Leerte a ti es escuchar las voces de los maestros… leerte es llenarme de una inmensa paz y serenidad.
    Leerte a ti tambien es descubrir mis propios interrogantes y mis propias respuestas en el camino.
    Leerte a ti es dialogar contigo, es dialogar conmigo, es escuchar las voces de los maestros, es unirme a la madre tierra, es sentir a la gran familia de luz que siempre nos acompaña más alla del tiempo del no tiempo…
    Leerte a ti es un Gran Regalo!!!!
    Gracias por compartir estos pasos en el camino de la vida conmigo.
    Para mi “hermanita” para mi “mamita” del alma
    Con todo mi cariño
    Carmen

  32. Si bien no me ha dado Dios la oportunidad de conocer más a fondo este trabajo,
    mezcla de tantos ingredientes, más alla de las letras y palabras de su canal portadora,
    me basta con las paginas que he alcanzado a acariciar
    con los otros ojos, regalo del Creador.
    Siento que estos planos y regalos del trabajo estan para ti,
    para tu pluma, para tus ojos y para tu corazón.
    Palabras inmortales y percepciones, reflejos del sueño de Dios
    en sus protagonistas. Sólo confiamos y seguimos en esta danza,
    fluyendo en el sueño de los sueños. Sólo basta hacer bien las cosas,
    y esta danza nos libera, nos nutre, nos acaricia y nos sostiene.

  33. En el silencio de la noche, con luz de luna menguante, tu libro es mágico. Ángela, poco a poco lo estoy leyendo y reflexionando. Me gusta mucho.

  34. Gracias por esos girasoles que me hacen girar para seguir buscando ese sol que alumbra mi corazón. Gracias por llegar a mi alma con tus palabras, con tu experiencia vivida. Gracias por estar, por ser…

  35. Angela, anoche me quedé leyendo tu libro hasta la madrugada. Tenía sueño pero pensaba: “un poco más”, y luego “una página más” y así hasta que se acabó el último párrafo… Me fui a dormir muy cansada y al mismo tiempo revitalizada. No recuerdo bien mis sueños pero sé que fueron de colores vivos en lugares desconocidos… ¡Cuanta magia hay en tus girasoles, Angela!
    María Peñalver

  36. Me ha encantado leer tu libro, Angela. La pureza e inocencia que transmiten tus palabras me han calado en el corazón. ¡No dejes de escribir nunca!
    Amalia

  37. Hola Angela, soy Alicia, la novia de Pablo. También yo quiero dejarte unas palabras. No le hagas caso a lo que te ha escrito él. La verdad es que me quitó el libro de las manos, empezó a leerlo, y no me lo devolvió hasta acabarlo. Los dos queremos viajar a Perú el próximo año, pero gracias por ese viajecito que nos has regalado con tu historia. Nos encantó.

  38. Hola Angela:
    Mi novia me obligó a leer tus girasoles. Reconozco que al principio accedí por complacerla, pero luego el placer fue mío. ¡El amor siempre nos pone delante lo mejorcito!
    Pues eso, que conste en acta: ¡Me ha gustado leerte!
    Saludos
    Pablo

  39. Hola Angela:
    He leido dos veces los girasoles y puedo asegurarte que he aprendido muchísmo de esos personajes… y de ti, viajera. No dejes de escribir porque tu pluma toca las fibras más íntimas del corazón
    Mercedes

  40. Hola Angela,
    Te dejo unas palabras como te prometi el día de tu presentación. Ya he terminado de leer tu girasoles y sí, como bien pronosticaste, el corazón me latía más fuerte en el último párrafo. ENHORABUENA.

  41. El pasado fin de semana vi un campo de girasoles ya maduros por el verano. Curiosamente recordé que en casa tenía un libro en cuyo título estaban presentes los girasoles y me propuse empezarlo en cuanto llegase a casa. Ay, Angela, deseo que tu historia no acumule polvo en las estanterías, ni se quede olvidada entre ese montón de libros que siempre tenemos por leer, porque he sentido tan vivos esos girasoles que sería una lástima que que se adormilasen en la espera.
    ¡Enhorabuena por haberles dado vida tú!
    Saludos de un lector encantado

  42. Angela, me quedan las últimas páginas de tus girasoles por desojar. Está siendo todo un viaje la lectura de tu libro. Sólo puedo decirte: ¡Gracias por haberlo escrito!

Los comentarios están cerrados.