Escuchar… escuchar…

De nuevo la brújula indica el norte. Atrás queda la luz de la Costa del Sol, intensificada por el espejo de las aguas. ¡Cuánta luz transpira el mar en el vaivén de sus olas! Dan ganas de bajarse del mundo y sus noticiarios, de apagar el teléfono y ponerse una caracola al oído y escuchar, escuchar, escuchar lo que cuentan las criaturas oceánicas…

En Herboristería Menta / San Pedro Alcántara / Málaga

¡¡Gracias, amigas, por esa receptividad que inspiró a escribir una página más !!

Share Button

Un cuento de verano

Me cuentan las estrellas que, mucho antes de que la Naturaleza desplegase sus fuerzas en el ser humano, convivieron en  una montaña de este planeta un dragón, una serpiente y un águila. La relación entre los tres seres fue armoniosa mientras cada cual ocupó su lugar sin pretender ser el otro ni coartar la identidad ajena. Pero sucedió que un día la serpiente sintió la hartura infinita de arrastrarse sin tregua por la piel de la tierra y, contemplando un vuelo glorioso, tuvo envidia de las alas del águila. Consciente de que el gran pájaro no le entregaría nunca su fuego, el reptil se deslizó hasta las entrañas de la montaña para buscar la fuerza que necesitaba. Allí encontró al dragón que, ni harto ni pretencioso, dormitaba en la quietud de sus dominios y, suministrándole el reptil grandes dosis del conocimiento acumulado en la superficie, le despertó del ensueño profundo.
Cuentan las estrellas que la montaña entera tembló, y hasta se partió en dos cuando despertó iracundo el dragón, consciente ahora, eso sí, de su encierro ignorante que estaba siendo ilustrado por una serpiente envidiosa. Desde las alturas del vuelo, sin embargo, los ojos del águila contemplaron dos lenguas comunicándose, una lanzaba fuego y la otra veneno. Pero el corazón del pájaro bebió únicamente de la fuerza y el conocimiento, trazándole un nuevo signo a la página azul del cielo…

En Tetería Ararat
C/ Alfredo Nobel nº 8 – Málaga

¡¡¡Gracias, amig@s, por ese rato tan entrañable que generó vuestra presencia!!!

Share Button

Déjate Ser

Deja el pasado ir. Deja espacio para lo nuevo que está llegando. Déjate ser. Deja de pensar en lo que harías “si”… Siente la inspiración, la fuerza, el impulso de hacer en cada momento lo que el momento te está pidiendo. Hoy lo haces así y tomas el fruto de la satisfacción. Mañana harás cosas nuevas de distinta manera y sentirás renovarse tu creatividad. Desviste a tus expectativas de preocupaciones y disfruta del regalo que te ofrece el día, aunque no llegue con papel de regalo…

Deja por un instante de reproducir las miradas del mundo, sacudiéndote las imágenes almacenadas en tus ojos mentales, para que tu mirada naciente se transforme en un salto al vacío. Para que la dicha de tu vuelo en libertad escriba otros signos en su trazado glorioso…

Encuentro con el Grupo de Crecimiento Personal Álamos 38 / Málaga

¡¡¡Gracias, amig@s, por ese rato tan entrañable que me habéis regalado!!!


Share Button

La Rueda del Misterio

Girasoles al amanecer en La Rueda del Misterio

Entrevista en el Programa de Radio La Rueda del Misterio

Hace dos años que llevo el mismo libro pegado a mis manos, y ha crecido tanto en el proceso de presentárselo a tantas gentes, en tantos lugares, que se me derraman por la garganta las páginas que no quedaron impresas entre su cubierta. Aquellos primeros discursos escritos previamente, aquel temblor en la voz, aquella timidez escénica, fueron dejando paso a un flujo de información que recorre los mismos pasajes y, sin embargo, sigue viendo y transmitiendo planteamientos diferentes. El corazón abierto, la comunicación espontánea y una total conexión con esa Voz que va dictando mensajes inauditos en el aire… En realidad, no es tan importante la temática a tratar sino darle acogida a una información energética que cada cual interpretará en su propio entendimiento. Hay frases que adormecen, otras que generan discrepancias y están aquéllas que son como flechas lanzadas al otro hemisferio del cerebro. Son éstas últimas las que despiertan algo que allí dormía, y algo se estremece en tu interior cuando de pronto entiendes, de pronto lo ves, de pronto toma sentido el sinsentido de la vida.
Mas, para recordar se necesita energía. Fuerza que nos conduzca de nuevo a esos espacios anclados en la memoria de la sangre. Claridad para que esas imágenes que excluimos, pero que nos habitan, dejen de ser sombras que pesan en alguna parte. Acompasémonos entonces en un mismo ritmo y refresquemos la memoria de un olvido. El gran Olvido. Alcancemos juntos las reminiscencias de un pálpito, ése en el que vuestro corazón y el mío y el de todo ser vivo latían como uno solo, acompasados en el Corazón del Universo…

¡¡¡ Gracias, amig@s, por la buena onda que transmitís a través de las ondas!!!

Share Button

Quiero saber

Oriah, Soñador de la Montaña
(Habla un Anciano Indígena)

No me interesa saber de qué vives, quiero saber qué te conmueve y si te atreves a soñar con encontrarte con los anhelos de tu corazón.

No me interesa saber qué edad tienes, quiero saber si te arriesgas a parecer un loco, por amor, por tus sueños, por la aventura de estar vivo.

No me interesa qué planetas están en cuadratura con tu luna. Quiero saber si has tocado el centro de tu propia tristeza, si has sido abierto por las traiciones de la vida o te has cerrado ante los dolores venideros. Quiero saber si puedes sentarte junto a tu pena o la mía, sin intentar ocultarla, disimularla o acomodarla.

Quiero saber si puedes estar con alegría, la mía o la tuya. Si puedes danzar desenfrenadamente y permitir que el éxtasis te inunde hasta la punta de los dedos, de tus manos y tus pies, sin que nos adviertas de cuidarnos, de ser realistas, o de recordar las limitaciones de ser humanos.

No me interesa si la historia que me cuentas es verdad. Quiero saber si puedes desilusionar a otro por ser veraz contigo mismo, si puedes soportar la acusación de traición sin traicionar tu propia alma. Quiero saber si puedes ser leal y por ende confiable.

Quiero saber si puedes ver la belleza aún en aquellos días en que parece ausente y si puedes ver tu presencia divina en la fuente de tu vida.

Quiero saber si puedes vivir con el fracaso, el tuyo o el mío, y aún así pararte al borde de un lago y, con un grito de plata, decirle ¡¡SI!! a la luna llena.

No me interesa saber dónde vives o cuánto dinero tienes. Quiero saber si puedes levantarte después de una noche de angustia y desesperación, dolido y magullado hasta los huesos, y hacer lo que has de hacer por tus hijos.

No me interesa quién eres ni cómo llegaste hasta aquí. Quiero saber si te pararás en medio del fuego conmigo, sin echar un pie atrás.

Quiero saber si puedes estar sólo contigo mismo y si de veras disfrutas de tu propia compañía en los momentos vacíos.

No me interesa dónde o qué o con quién has estudiado. Quiero saber qué te afirma desde adentro cuando todo se derrumba a tu alrededor…

en TETERÍA ARARAT
Calle Alfredo Nobel Nº 8 – Málaga

¡¡¡Gracias, amig@s, por ese querer saber esencial que trajisteis al encuentro!!!

Share Button