“Saltos” en la percepción

asocia. ahireHay vivencias donde confluyen distintos aspectos de un proceso que, al encontrarse en un mismo punto, generan la fuerza necesaria para “dar el salto” e iniciar un nuevo recorrido desde otra percepción en la espiral evolutiva. Ilustro este entendimiento con la experiencia de un viaje por tierras manchegas, un recorrido en el cual el espíritu quijotesco y su escudero han salido de las páginas literarias, y no precisamente para batallar con molinos de viento sino para respirar de una propuesta que nos hizo la Asociación Ahire en Ciudad Real: Reiki y Amor incondicional como forma de vida. ¡Gracias, gracias, gracias, Paco! … Y también tomó sentido el viaje para echarle un nuevo leño a ese rescoldo de la amistad que sadhakasprendimos en Puertollano hace un par de años: en Centro Sadhakas actualizamos el aprendizaje y los pasos que nos han conducido al reencuentro. ¡Gracias, Aitana y Miguel Angel, por mantener encendida la llama de un sueño!
Por esta vez, el quijote y su escudero viajan en la interpretación del lenguaje de los símbolos y, así como sucede en las páginas de esta gran obra, no siempre se ponen de acuerdo. Estamos rodeados de símbolos. La Madre Naturaleza es un despliegue viviente de símbolos. Los acontecimientos del día a día están repletos de símbolos. El símbolo como lenguaje que nos conecta con otros niveles de entendimiento. El símbolo como indicativo de dónde estamos posicionados en nuestro proceso de aprendizaje.
En estos encuentros se me ofreció la oportunidad de exponer mi visión del Círculo. Y, como decía al comienzo, agradezco el “salto” que me ha permitido actualizar un cambio de percepción. Un darme cuenta si los zapatos de ayer le son cómodos a los pies de hoy; o acaso se han ensanchado tanto los límites de esas creencias con las que me identifiqué antaño que las medidas de mi crecimiento (de mi experiencia actual) se golpean, se resbalan, no se ajustan con esas ideas y por lo tanto suenan chirridos disonantes en cada paso, en cada movimiento. Y aquí he podido ver la diferencia entre interpretar los símbolos desde un enfoque periférico, mental, lineal, de polaridad, de excluir para alcanzar… y un enfoque de centro, de corazón, circular, cíclico, de abrazo que acoge lo que cada presente trae consigo, donde cada paso ofrece una imagen completa que sostiene la plenitud, el sentimiento de que no falta ni sobra nada.
Desconozco el momento justo en el que cambió mi manera de pensar el mundo. Lo único que sé es que hubo una línea pensante con dos extremos (dentro o fuera, tú o yo, forma o sustancia…) que se fue transformando en un sentir esa otra línea invisible en el aire, que se expande en su recorrido y que a la vez el fuego de la vida va curvando en eterno retorno… No  puedo acordarme ahora de todas las circunstancias en que he percibido esa fuerza que te arquea sin romperte, pero sí he podido recordar en este viaje el poder activándose cada vez que se abrazan los dos extremos de una percepción, cada vez que se disuelve un condicionante que le he puesto a la experiencia de amar…

25 y 26 de enero en Ciudad Real con la Asociación Ahire y en el Centro Sadhakas
Share Button

Amanece

Hacer lo posible en cada paso para que el Camino nos regale lo imposible… Así es como se ha ido manifestando la Confianza en este recorrido de Encuentros que escribieron otras páginas en el aire. Y así, en este ciclo iniciado con la primavera, fui experimentando cada uno de los capítulos que constituyen Los Ojos de la Casa-AitanaNoche. El hilo mágico de las palabras y la magia de las relaciones han bordado realidades en el tejido vital. El Círculo como Unidad de Conciencia ya no es un desarrollo de concepciones abstractas, sino un cúmulo de momentos vividos, compartidos junto a gentes maravillosas en cuyos corazones resonó el latido del Centro. Finalmente los extremos se unieron en su trayectoria, y lo mágico del asunto es que sucedió en Casa Aitana, donde pude comprobar que el final del libro, narrado con la sustancia de los sueños, es una realidad concreta que escribe sus signos (con constancia, compromiso y mucho amor) en esa página vital que cada nuevo día despliega ante sus habitantes…

Los Ojos de la Noche – Extracto del Capítulo 13 – Amanece
… Quédate un rato en este sentir tan dulce y observa cómo el hilo mágico se va transformado en una vereda muy estrechita por donde se desliza tu mirada en equilibrio. El soplo de la brisa volandera te conduce a una casa. ¡Sí! Las golondrinas están haciendo sus nidos en el tejado. Te detienes un instante a la sombra de la noguera y sientes el placer sereno del agua que se desliza por los surcos, humedece, empapa, riega y transforma la superficie de la tierra. Oyes el murmullo de cantos, de faena, de cada cual en lo suyo. Pero no parece el trabajo un sacrificio o un esfuerzo, sino más bien un despliegue de energía que se expresa en acción y movimiento. Es algo así como que se ama la actividad creativa. Y se ama la armonía. El jardín está hermoso, los rosales toman los rayos del sol, exponen la intensidad de sus colores y sueltan las fragancias deliciosas. En el huerto abundan las cosechas. Allá en la cocina se amasa el pan y huele a ricas comidas. Sobre la mesa hay un jarrón con girasoles que te hacen un guiño….

en Casa Aitana // Argamasilla De Calatrava // ciudad real

¡¡¡ Gracias, amig@s, por mostrarme que la Casa de las Golondrinas ya existe al otro lado de mis sueños!!! 

Share Button

Libros con corazón

Alguien dijo una vez que hay libros con tanto corazón, tan vivos, que influyen irremediablemente en el destino del lector que viaja a través de sus páginas. Y es que en las lecturas que acompañan el desarrollo personal de niños, adolescentes y adultos, encontramos libros didácticos que van sembrando en los jardines mentales la abundancia de términos, dichos y expresiones en los que florece el lenguaje; otros enigmáticos que nos mantienen en suspense hasta altas horas de la madrugada; y unos pocos que saboreamos a ritmo lento, como un delicioso placer que nos gustaría prolongar en el tiempo.
Algunas historias nos hieren con sus desgarradoras tramas; están aquéllas que graban un paisaje en nuestra mirada que ningún crepúsculo venidero podrá ya oscurecer; o también esas otras que van despertando renglones dormidos en el alma… Y es que hay libros que con sólo abrirlos nos sonríen, invitándonos a viajar por sutiles universos donde aún se mantiene viva la magia de las palabras…

en Librería La Mancha – Puertollano – C. Real

¡¡¡Gracias, amig@s de Librería La Mancha, por darle nueva realidad a La Magia de las Relaciones!!!

Share Button

La mirada inocente

biblioteca-manolita-espinosaSe podría decir que sólo una mirada libre de juicios Ve. La mirada juiciosa va acumulando información, curriculums, propiedades, rutinas, recuerdos, desencantos… y reacciona ante la vida en base a ese cúmulo de pertenencias materiales y psíquicas con las que se ha identificado a lo largo de su trayectoria… Para la mirada de la inocencia el mundo que se abre ante sus ojos es un milagro, quizá porque no intenta capturarlo desde el discurso racional sino desde la vivencia instantánea que permite a cada manifestación ser lo que en esencia es. Ante esa transparencia, las cosas carecen de función, sencillamente son.

biblioteca-manolita-espinosa-2El aburrimiento es como la versión ligera de la desidia. Detrás del aburrimiento está el horror al vacío, y la respuesta a ese miedo consiste en intentar llenarlo todo. De ahí la quintaesencia del sistema occidental: la seguridad. Sentimos horror ante el vacío porque es aquello de lo que no podemos disponer ni dominar. Ante el vacío sólo cabe confiar, saltar, crear, entender… Y esto mismo es lo que nos hace esquivarlo, cada cual a su manera, y por esto mismo sólo nos sentimos seguros ante lo ya sabido. La repetición… Pero el coraje aprender, como el de vivir, es el coraje de renunciar a lo ya sabido, a lo ya vivido. Es un salto, no un cálculo. Ésta es la única revolución posible, la cual pasa justamente por la aceptación de que uno está aquí gratuitamente, por pura gracia, y es entonces cuando le nace a uno el sentimiento más profundo del hombre: la gratitud. Gratitud ni por esto ni por lo otro: gratitud porque podrías no haber sido y te tocó ser…

  con el Club de Lectura de la Biblioteca “Manolita Espinosa” En Almagro / Ciudad Real

¡¡¡Mi agradecimiento al Club de Lectura de la Biblioteca Municipal de Almagro, por la oportunidad de escribir una nueva página!!!

Share Button